Nuestra variedad principal es el Níscalo (Lactarius Deliciosus).

Aunque nuestro catálogo se amplía a todas las setas que habitan en la Sierra de Gata, hemos querido centrarnos en el níscalo y en otras variedades comerciales como el boletus (aereus, edulis, pinícola), rebozuelo, seta de cardo y amanita caesarea, por ser las más abundantes y características de nuestra zona.